Ejercicios y Alimentos Buenos para el Hígado

Ejercicios y Alimentos Buenos para el Hígado

Si te interesa saber que Ejercicios y Alimentos son buenos para el Hígado, te invito que leas este artículo.

Ejercicios Recomendados

¿Sabías que practicar ejercicio diario es MUY beneficioso para tu hígado? No es necesario estar todo el día en el gimnasio ni ocupar todo el día con rutinas interminables: con media hora de caminata a ritmo rápido sería suficiente.

En la Canadian Liver Foundation para la salud hepática nos indican que el ejercicio moderado es imprescindible para conseguir un hígado sano, limpio y fuerte. De ahí que sea aconsejable que cada día le dediquemos entre media hora o una hora a los siguientes ejercicios:

  • Salir a caminar a ritmo rápido
  • Nadar
  • Ir en bici o hacer bicicleta estática
  • Correr a ritmo moderado-bajo
  • Bailar
  • Hacer ejercicios de  cardio o aerobic
  • HIit moderado

 

Al final de este artículo te dejo una sesión de ejercicios de aerobic que no son difíciles de realizar, y sí muy beneficiosos para adelgazar y sobre todo mover el hígado de forma interna. También en el vídeo te daré algunos consejos sobre alimentación.

Los problemas asociados al hígado en nuestra sociedad son cada vez más comunes. ¿La razón? nuestros hábitos de vida, factores como el sedentarismo, una mala alimentación (donde hay que tener en cuenta “la mala calidad de los alimentos”,) y problemas psicológicos como el estrés y la ansiedad, determinan en la mayoría de los casos muchos problemas hepáticos.

Ejercicios y Alimentos Buenos para el Hígado
Además tener altos los niveles de grasa en el organismo puede ocasionar ciertos síntomas como: pérdida de apetito, dolor del lado derecho del abdomen, dolor de cabeza, mal humor, cansancio general y prolongado en el tiempo… que a la larga puede acabar en enfermedades más importantes como la cirrosis.

llllllll

Alimentos permitidos

Los alimentos que se deben priorizar en la dieta para hígado graso incluyen:

  • Frutas frescas y naturales, como manzana, pera, piña, durazno, papaya, fresas, mandarina, naranja, limón, ciruela y guanábana.
  • Vegetales frescos y especialmente de hoja verde: como calabacín, rúcula, espinacas, berenjena, lechuga, tomate, cebolla, zanahoria y berro.
  • Cereales integrales como: arroz integral, pan integral, pasta integral, quinoa y avena.
  • Proteínas con poca grasa, como huevos, tofu, pollo y pescados azules.
  • Leche y derivados con poca grasa, como leche y yogur descremados, y quesos blancos como requesón y queso de burgos.

 

Asimismo, los alimentos ricos en grasas saludables y alimentos ricos en omega-3 (pescados azules, frutos secos, aguacate, semillas de lino o verduras de hoja verde).

Un  reciente  ‘PLOS ONE’,  sugiere que la ingesta de ácido graso omega-3 en personas que son obesas o tienen problemas con el hígado, puede evitar daños graves o evitar sufrir un cáncer de hígado. Esto es algo que ningún fármaco disponible puede lograr y que sólo puede conseguirse mediante la pérdida de peso significativa basada en una dieta saludable, y el ejercicio físico, según investigadores de la Universidad Estatal de Oregón, en Estados Unidos.

 

ejercicio y alimentos buenos para higado

Mención aparte merecen las alcachofas así como el jugo de cocer alcachofas para nuestro hígado. Las alcachofas pueden ayudar a tu vesícula e hígado: Sirve para tratar el hígado inflamado. Limpia, desintoxica y depura el hígado graso. Protege el hígado, eliminado toxinas y sustancias nocivas. Metaboliza el colesterol. Regenera el hígado dañado. Y Favorece y mejora la función hepática.

 

Alimentos que NO deben consumirse

Los alimentos que no deben consumirse para evitar la acumulación de grasa en el hígado son:

  • Alimentos altos en grasas como: quesos amarillos, queso crema, tocino, cordero, carne de res grasa, piel de pollo, carne de cerdo, chocolate, mantequilla y margarina, aceite de palma.
  • Cereales y harinas refinados como: arroz blanco, pasta, pan blanco y alimentos ya cocinados.
  • Alimentos ricos en azúcar como: galletas, helados, dulces en almíbar, mermeladas y zumos de fruta industrializados, como los envasados.
  • Alimentos industrializados y preparados, como: salsas listas, pasta instantánea, comida rápida, pan de molde y comidas congeladas…
  • Embutidos varios:  jamón serrano, pechuga de pavo, salchicha, mortadela, salami, longaniza, lomo…

 

Bebidas que te ayudarán a depurar el hígado

Es fundamental eliminar el consumo de bebidas alcohólicas, como cerveza y vinos, pues el alcohol puede sobrecargar el hígado, dificultando el tratamiento. Así que la bebida más recomendable es el AGUA sin gas.

Aun así hay otras bebidas que pueden ayudar a tu hígado a que esté sano como son:

 

Agua tibia con limón

Es muy popular tomar agua con limón para empezar el día, seguro que lo has leído más de una vez en las redes sociales, en webs y revistas, pero no se suele saber mucho que tomarla de noche también tiene beneficios para desintoxicar tu organismo.

Ayuda a la digestión, refuerza el sistema inmunológico gracias a la Vitamina C del limón y ayuda a depurar el organismo, contribuyendo a la pérdida de peso.

 

Diente de león

El diente de león es un valiosísimo aliado para depurar el hígado. Esta raíz previene las hemorragias del hígado y mejora el flujo de bilis. Es una infusión diurética que ayuda a eliminar toxinas y evita la retención de líquidos.

Boldo

Su sabor es peculiar y cuesta un poco acostumbrarse a él pero su efecto es tan espectacular que merece la pena intentarlo. Tiene efecto sedante y digestivo por lo que tomarla de noche es una buena idea.

La infusión de boldo estimula la secreción de bilis, es antiinflamatoria, antioxidante y diurética. Combate infecciones urinarias, depura la sangre, favorece la eliminación de toxinas y colabora en el buen funcionamiento de hígado y riñones.

Tomar té verde activa el metabolismo, reduce el riesgo de padecer cáncer, ayuda a perder peso, aumenta el sistema inmunológico y en diversos estudios se ha descubierto que una taza al día puede ayudar a la salud de nuestro hígado. Culturas ancestrales como la china, ya conocían los efectos beneficiosos que tiene el consumo de té verde en la salud.

Alimentos con Colágeno

Infusión de avena

La bebida de avena se ha puesto muy de moda en los últimos años. Contiene fibra, vitaminas y minerales que mejoran la digestión y contribuyen a la limpieza hepática e intestinal y tomada por la noche facilita el sueño.

Si te puedes hacer tu la infusión sería más saludable que comprarla hecha, no es muy difícil de hacer: para ello vas a necesitar un vaso de agua y dos cucharadas de avena.

  1. Hervir el agua, y cuando rompa la ebullición, añadir las dos cucharas de avena.
  2. Bajar el fuego y dejar que la avena se infusione durante 5 minutos.
  3. Apaga el fuego y deja que se enfríe ligeramente la infusión para que no queme.
  4. Añadir canela para darle el toque dulce, si lo deseas.

Conclusión

El ejercicio físico, y, una alimentación adecuada es lo que tenemos más a mano y es una forma sencilla de reducir el hígado graso y enfermedades varias del hígado. Si esperamos a depender de una medicación de por vida y no hacemos nada por nuestra salud, será un problema que al final tendremos que solucionar con ejercicio y nutrición saludable.

Así que habiendo leído este articulo no esperes a que te lo mande el médico: puedes empezar YA.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest